Formas de guardar tu dinero en línea

Muchas personas buscan alternativas para guardar tu dinero en línea, debido a los constantes aumentos de los intereses de los bancos tradicionales y por la falta de confianza en este tipo de entidades financieras. Es por esto que cada vez más buscan alternativas no tradicionales para guardar su dinero, y aquí radica la popularidad que tienen hoy las empresas fintech u otro tipo de empresas dedicadas a la banca digital.

Plataformas como Paypal o las tarjetas prepagadas son muy utilizadas para realizar compras en línea, por lo que también se transforman en alternativas para mantener tu dinero y poder utilizarlo cuando necesites.

¿Cuáles son las alternativas para guardar tu dinero en línea?

Cuentas bancarias online

Las llamadas empresas fintech son ejemplos de empresas que ofrecen servicios financieras de manera totalmente digital. La forma en la que trabajan las fintech permite que sus servicios sean más eficaces y menos costosos, ya que no poseen ubicaciones físicas ni solicitan demasiada documentación a sus clientes. La reducción de los gastos permite que las bancas online ofrezcan mejores tasas de interés a sus clientes, además de la posibilidad de ofrecer productos innovadores y que puedes operar de manera totalmente online.

El gran crecimiento que tiene este tipo de servicios financieros se debe al descontento general que existe con los bancos y entidades financieras tradicionales. Además de esto, el aumento en el uso de smartphones, aplicaciones y la gran cantidad de usuarios de Internet, facilita la popularidad de las cuentas bancarias online, por lo que querrás elegir guardar tu dinero en línea, a través de estas empresas.

Las ventajas de este tipo de empresas es la posibilidad de acceder a todos tus productos sin tener que acudir de manera personal al banco. Es ideal para aquellas personas que rara vez visitan su banco y buscan optimizar su tiempo. Sin embargo, hay que destacar que no es una opción para todos, ya que hay personas que no están familiarizadas ni siquiera con las opciones de home banking de su banco físico.

Los servicios que ofrecen las empresas de banca en línea no son como los bancos tradicionales, son menos personales y pueden ofrecerte menos opciones, algo a tener en cuenta al momento de elegir un banco tradicional o un banco digital. De igual manera, no ofrecen todos los servicios que puedes encontrar en un banco, como préstamos para empresas o a domicilio, por lo que debes recabar toda la información posible antes de decidirte a cambiar de entidad financiera.

Tarjetas prepagas

Funcionan de manera similar a las tarjetas de crédito, pero debes cargarlas con dinero previamente. Puedes utilizarlas para las compras online, pero estarás limitado a gastar solamente el dinero que tengas precargado.

La principal ventaja de este tipo de tarjetas es que manejan tarifas muy bajas y ofrecen cada vez más servicios para atraer a una mayor cantidad de clientes. Por ejemplo, puedes cargar tu tarjeta solamente sacando una foto a un cheque y puedes utilizar cajeros automáticos sin ningún tipo de cargo extra.

Las tarjetas prepagadas son ideales para aquellas personas que tienen dificultades para controlar sus gastos con sus tarjetas de crédito, ya que con las tarjetas prepagas deberán ajustarse a un presupuesto de manera obligada.

Es una excelente alternativa también para guardar parte de tu dinero reservado para los gastos mensuales, si quieres comenzar a operar con servicios online, pero no quieres trasladar todas tus cuentas a plataformas digitales.

Sin embargo, hay que tener precaución con los cargos que se abonan con este tipo de tarjetas, ya que las regulaciones no están bien definidas, y puedes llevarte algunas sorpresas en el cobro de tasas por el uso de las tarjetas. Sin embargo es un buen comienzo para guardar tu dinero en línea o al menos una parte, aunque siempre tomando las precauciones necesarias, tal como lo harías con un banco tradicional.