4 Tips Para Ahorrar y Mudarte Solo (o Sola)

Tarde o temprano debe llegar el momento en tu vida en que debas salir de la casa de tus padres para mudarte solo, cuando finalmente podrás decir que eres independiente. Antes de zarpar a esta aventura considera estos 4 consejos para ahorrar para tu mayor seguridad cuando te hayas mudado.

1. Crea el hábito de hacer (y seguir al pie de la letra) un presupuesto

Vas a necesitar ser un poco más ordenado con tu dinero que cuando vivías con tus padres, que siempre te ayudaron cuando lo necesitaste. Tendrás que determinar cuánto tendrás que (y podrás) gastar en los servicios básicos, la comida, la renta, la lavandería, transporte, etc.

2. Limita los gastos superfluos

Comprarte el nuevo iPhone puede ser muy importante para ti, pero eso no significa que sea algo que necesites; en realidad, se trata de algo que quieres. Hacer esa distinción es fundamental. Si quieres ahorrar para lograr mudarte, tendrás que reducir mucho los gastos que puedes evitar y mantener los gastos fijos indispensables (alimentación, transporte, etc.).

3. Págate a ti primero

Algunas personas no logran ahorrar con éxito porque deciden guardar el dinero que les resta en su cuenta bancaria al final del mes. Lo sorprendente es que con frecuencia no queda nada al final de ese período. Para evitar este problema, tienes que asumir como filosofía el pagarte a ti primero, es decir, en cuanto cobres tu sueldo, aparte inmediatamente la cantidad que decidiste ahorrar cada mes. Si estás siguiendo un presupuesto, incluye el ahorro mensual en él.

4. Si es necesario, pide un préstamo rápido para lograr mudarte

Cuando te mudas solo por primera vez, la experiencia es relativamente costosa. La razón es que tendrás que pagar el depósito de garantía y el primer mes de renta, sin contar también que necesitarás comprar los muebles (y si accediste al departamento gracias a una inmobiliaria, tendrás que pagar una comisión). Para resolver este problema, no debes desesperarte porque puedes solucionar pidiendo un préstamo rápido. Luego, podrás ir pagando el préstamo en cuotas asequibles y en un plazo razonable.