3 consecuencias de entrar en bancarrota

Muchos consideran que una de las principales consecuencias de entrar en bancarrota es simplemente no tener que pagar las deudas que has tomado, pero en realidad hay muchos más problemas que pueden afectar tu economía personal y tu futuro económico.

 

Una bancarrota aparece en tu historial de crédito durante muchos años, por lo que debes analizar cuidadosamente si realmente no puedes pagar tus deudas, antes de declararte en quiebra, ya que sufrirás las consecuencias de esto por demasiado tiempo. Analiza las diferentes alternativas que tienes antes de tomar una decisión a la ligera.

 

¿Cuáles son las principales consecuencias de entrar en bancarrota?

Afecta tu informe de crédito

Si te vas a declarar en bancarrota, debes olvidarte de lograr obtener algún tipo de crédito, ya sea hipotecario, para un automóvil y ni siquiera una tarjeta de crédito. Tu informe crediticio reflejará la bancarrota, y esto puede dificultar también la obtención de un apartamento para alquilar o un trabajo, ya que hay muchas empresas y propietarios que analizan toda la información de un candidato antes de tomar una decisión.

Perjudica tu puntuación de crédito

Cada persona tiene un puntaje crediticio que se complementa al informe de crédito y refleja el historial financiero de cada uno. El puntaje será menor, mientras peor sean tus antecedentes. La puntuación se verá afectada durante el tiempo que la quiebra figure en tu historial, pero te afectará más si has tenido anteriormente un puntaje alto.

Forma parte de la información pública

Cualquier persona puede acceder a la información de tu quiebra financiera a través de los registros públicos, aún después que deje de figurar en tu informe de crédito. Si bien muchas veces la quiebra es vista como un nuevo inicio, lo cierto es que las personas que la declaran, sufren las consecuencias de entrar en bancarrota durante 10 o 20 años posteriores.