Día de los muertos en México

 

Una importante tradición mexicana es el día de los muertos, que se celebra los días 1 y 2 de noviembre. Es una de las celebraciones más importantes y antiguas de México ya que tiene raíces indígenas y los primeros festejos datan de la era prehispánica. En esta fecha los mexicanos se preparan para un reencuentro con las almas de los difuntos, y arman altares con numerosas ofrendas, cada una con significado diferente, y adornados con flores de cempasúchil.

Las celebraciones del culto a los muertos pueden comenzar unos días antes, en donde se arman los altares para recibir las almas de los difuntos el día 2 de noviembre, ya que, de acuerdo a esta tradición, en ese día las almas dejan su lugar de descanso para volver a visitar a sus familiares en la tierra.

El culto a los difuntos siempre tuvo una gran importancia en México, ya que antiguamente, se despedía a los muertos con grandes celebraciones para acompañar su recorrido hasta su descanso final. Colocaban la comida preferida del difunto y sus objetos personales para que su viaje sea aún más confortable.

 

¿En qué consiste el día de los muertos?

 

Para esperar la llegada de las almas de los fieles difuntos, sus familiares arman un altar con tres niveles. Cada uno de estos niveles simboliza respectivamente el cielo, la tierra y el inframundo, que son los lugares que las almas deben atravesar para volver con sus seres queridos. En estos niveles se colocan las comidas y bebidas preferidas de los difuntos, y las flores de cempasúchil, una de las características más simbólicas de esta celebración. Estas flores se utilizan porque su color y olor permiten que los muertos puedan recorrer el camino hacia la tierra.

El altar se arma el 31 de octubre y nadie debe tocar nada, ya que se reserva a las almas de los difuntos. Cuando éstos se retiran, toda la familia y los amigos comparten las ofrendas entre sí. Las celebraciones se realizan no sólo en los hogares de las personas, sino también en los cementerios, que se convierten en puntos importantes del festejo.

 

 

Celebraciones del día de los muertos en todo México

 

La celebración del día de los muertos es diferente en las diversas ciudades mexicanas. Cada una le aporta su propio toque a esta celebración, por lo que es posible encontrar festejos variados. Una de las ciudades en donde más se destaca esta celebración es la ciudad de Mixquic, en la delegación de Tláhuac. Los festejos son muy tradicionales y muchas personas se acercan a este lugar para estas fechas, ya que las celebraciones comienzan a mediados de octubre.

En cada casa se coloca una estrella con luces como guía para las almas de los difuntos y en los altares se coloca también una cruz y una cadena moradas y amarillas, que significan una unión entre la vida y la muerta.

Ubicada al sureste de la ciudad de México, en esta ciudad se realiza una tradición que se llama la hora del campanero, en donde todos caminan con campanas para ir visitando los diferentes altares en las casas del pueblo, y reciben a cambio tamales o frutas de regalo.

Oaxaca es otro de los estados en donde la celebración del día de los muertos es muy importante. Los altares en este lugar se adornan con manteles blancos o con papel picado y cuenta con dos escalones, uno que representa a los abuelos y a los adultos, mientras que el otro escalón es para el resto de los difuntos. Además de esto, en Oaxaca hay múltiples festejos y exhibiciones de altares, velas y tapetes.

Otros lugares en donde la celebración conserva una esencia más tradicional es Pátzcuaro, Janitzio y Cuetzalan, entre otros.