Investigación sobre mejoras en la lucha contra el VIH

El 1 de diciembre se conmemora el día internacional de la lucha contra el VIH y como todos los años se realizarán eventos y campañas de concientización acerca de la enfermedad. Entre las actividades que se realizan a nivel mundial, se incluye la instalación de módulos para la realización de análisis gratuitos, la difusión de información a través de diferentes medios, además de intervenciones artísticas en monumentos ubicados en diversas ciudades alrededor del mundo.

 

En la conmemoración de este año 2017, ONUSIDA, el programa de Naciones Unidas sobre el VIH que coordina las actividades de otros organismos de la ONU en la lucha contra el virus determinó que el lema de la campaña sea “Mi salud, mi derecho”. Este lema tiene como objetivo concientizar acerca del derecho a la salud y mostrar los problemas a los que se enfrentan las personas al momento de ejercer este derecho.

 

¿Cuáles son los avances en la lucha contra el VIH?

 

La investigación acerca del VIH se realiza en diferentes países del mundo y está en constante desarrollo. Si bien ha habido avances importantes, lo cierto es que todavía se espera la llegada de la vacuna contra el virus, algo que se ha prometido hace bastante tiempo pero que todavía los investigadores no han llegado a concretizar el proyecto para el público masivo.

 

Con respecto al avance de las vacunas en la lucha contra el VIH, la noticia más reciente daba cuenta que ya se había comenzado a probar en humanos en España, y se logró controlar el virus y mantenerlo estable durante bastante tiempo. El estudio incluyó la aplicación en pacientes de una vacuna en combinación con un medicamento quimioterápico y permitió que el virus se mantenga estable sin necesidad de utilizar los retrovirales. Cinco pacientes de los trece que fueron sometidos a esta terapia estuvieron entre 5 semanas y 6 meses sin tener que utilizar los medicamentos retrovirales tradicionales.

 

Con respecto a la situación de los infectados, la ONU emitió un informe el pasado 20 de noviembre, en donde destacaba que hay más de 20 millones de infectados que están recibiendo el tratamiento con retrovirales, cuatro veces más que en el año 2000. Además de esto, 1,8 millones de personas contrajeron el virus, lo que implica un descenso del 29% en relación a los dos millones de infectados nuevos que había a finales de los 90.

En la región del África subsahariana, una de las más críticas en cuanto a la cantidad de infectados, el número de personas con la enfermedad disminuyó en un 48% en relación al año 2000.

 

 

¿Cuál es la situación en México con respecto a la lucha contra el VIH?

El pasado 9, 10 y 11 de noviembre se realizó en Guadalajara el XVIII Simposio Internacional de la Asociación Mexicana de VIH/Sida, una de las actividades de mayor importancia de esta organización. En dicho simposio se destacaron los avances que se han tenido en el país con respecto a la prevención de la enfermedad en la transmisión madre-hijo y en el seguimiento de los tratamientos médicos de las personas ya infectadas.

 

Según declaró la doctora Silvia Martínez Jiménez, presidenta de la Asociación, al portal web La Salud, el objetivo es lograr la cobertura total de las personas que tengan el virus y controlar que no abandonen el tratamiento para evitar la diseminación de la enfermedad.

 

En Ciudad de México para la lucha contra el VIH existen Centros de Atención Integral (SAI) y dos clínicas especializadas, que son la Clínica Condesa y la Clínica Condesa Iztapalapa.

 

Con respecto a los infectados, de acuerdo a la doctora Martínez Jiménez, la mayoría está concentrada en grupos que tienen actividades de riesgo, como homosexuales, trabajadores de sexo comercial y usuarios de drogas intravenosas. Si bien la mayoría son hombres, ha habido un aumento de mujeres infectadas a lo largo de los años.

 

Es de destacar que México suscribe a la propuesta de la Organización Mundial de la Salud de lograr para el año 2020 el programa Global 90-90-90, que implica el 90% de las personas infectadas estén diagnosticadas, el 90% con tratamiento y el 90% que se encuentren en tratamiento, se mantengan con controles médicos constantes.