3 Consejos Para Comprar Un Auto Sin Gastar Demasiado

La idea de comprar un auto sin gastar demasiado dinero puede parecer algo imposible, pero con las previsiones necesarias, es un objetivo alcanzable. En ocasiones, los gastos en transporte se llevan gran parte de tus ingresos, además de la incomodidad de vivir lejos de tu trabajo o del lugar de tus actividades cotidianas. Haciendo números, quizás sea posible que llegues a tu automóvil, y dejes de perder tiempo valioso esperando el transporte público.

Por supuesto que, antes de tomar la decisión final, debes determinar si realmente es necesario que tengas un auto. Como ya mencionamos anteriormente, si debes viajar varios kilómetros en ruta o si te encuentras en una zona difícil de acceder a pie, un auto es una prioridad.

Si puedes seguir utilizando el transporte público y no tienes problema de acceso a tu trabajo, quizás debas esperar un poco más, ya que los gastos de mantenimiento del auto no estarán justificados si su uso no es absolutamente necesario. Sin embargo, muchas veces la adquisición del mismo es necesaria por otros motivos, por lo que si realizas los ajustes necesarios en tu presupuesto, pronto podrás ir en cuatro ruedas.

 

Cómo comprar un auto sin gastar demasiado

 

Comprar de manera inteligente

 

Las opciones para que puedas adquirir un auto si no tienes los ahorros, es la compra a través de un préstamo o de planes que brindan los concesionarios. Si quieres elegir alguna de estas opciones, debes analizar las tasas de interés que brindan, ya que puedes llegar a pagar un monto demasiado grande.

Debes comparar los diferentes tipos de préstamos para encontrar la opción más adecuada a tus ingresos y evitar salirte del presupuesto. Si encuentras una tasa más baja de interés, será más fácil afrontar los gastos del auto y puedes también cancelar antes el préstamo.

Comprar un auto sin gastar demasiado implica que debes investigar previamente para evitar caer en una crisis financiera.

 

Armar un presupuesto

 

Al igual que para todo tipo de gasto, es necesario que armes un presupuesto. Unos meses antes de la compra, debes comenzar a ahorrar para afrontar los gastos que te demandará el nuevo automóvil. Además de esto debes determinar si puedes utilizar ahorros para adquirir el auto o si necesitas dinero extra, por ejemplo a través de un préstamo.

Cualquiera sea la opción, debes reorganizar todo tu presupuesto, para poder incorporar estos nuevos gastos. No te desanimes si ves que tus ingresos se reducen demasiado, solamente deberás ajustar algunos aspectos del presupuesto para poder afrontar los mismos.

Si los números se complican para adquirir un auto nuevo, puedes establecer un ahorro mensual para comprar un auto usado. Los gastos del mismo serán menores y quizás puedas usar tus ahorros para comprarlo de una sola vez.

Encontrar el auto adecuado para tus necesidades

 

Al igual que ocurre con la elección de uno u otro préstamo, debes realizar una investigación acerca de los diferentes tipos de autos que puedes comprar. No sólo deberás hacer una selección previa de acuerdo a la cantidad de dinero que tienes disponible, sino que también debes elegir el auto en función de lo que necesitas.

Necesitas conocer cuál es el consumo del auto y su vida útil, para que estés seguro que te va a durar los años que necesites. Si tienes familia, debes considerar modelos más grandes y duraderos, del mismo modo que si tienes que recorrer distancias grandes todos los días.

Existen muchos sitios en Internet donde puedes encontrar comparativas de autos, no sólo de especialistas, sino también de consumidores. Las opiniones de personas que utilizan el modelo de auto día tras día son las ideas, porque puedes encontrar ventajas y defectos y determinar qué es lo que realmente necesitas.

Comprar un auto sin gastar demasiado no implica que debas ahorrar al máximo y adquirir algo que no te sirva. Simplemente debes maximizar tu dinero y comprar la mejor opción.