3 formas de pagar un préstamo estudiantil

Un préstamo estudiantil pueden convertirse en un verdadero dolor de cabeza si no tienes una planificación adecuada para realizar tus pagos. Una vez que has terminado con tus estudios y debes salir a tu vida adulta, es momento también de comenzar a pagar tu préstamo estudiantil. Seguramente, debes ponerte al tanto de la situación de tu préstamo, ya que lo más probable es que te falte información al respecto.

 

Una particularidad de estos préstamos es que pasa mucho tiempo entre que adquieres el dinero y debes comenzar a devolverlo, por lo que, cuando terminas tu carrera universitaria, debes revisar toda la documentación del préstamo.

 

Elaborar una planificación para cancelar los préstamos estudiantiles es la mejor opción para que no te ahogues con los pagos ni veas complicadas tus finanzas personales. Seguramente estás comenzando en un nuevo trabajo y estás aprendiendo a manejar tus ingresos, por lo que es mejor que tengas un plan para afrontar tus gastos y mantener tus finanzas protegidas.

¿Cómo pagar un préstamo estudiantil?

Averigua cuál es la deuda total

Seguramente ha pasado una largo tiempo desde el momento en que has tomado el préstamo, por lo que necesitas encontrar toda la documentación que tienes perteneciente al préstamo. No solamente debes ponerte al tanto acerca de cuánto es el dinero que debes devolver, sino también conocer cuál es el período de gracia que tiene el préstamo.

 

La mayoría de los préstamos estudiantiles ofrecen entre 6 y 9 meses de gracia después de la graduación, por lo que debes conocer en qué fecha tienes que comenzar a pagar tu préstamo para evitar demoras y que se pierdan pagos.

 

Si existe algún tipo de demora en la cancelación de tu préstamo, esto puede afectar tu puntaje de crédito y además puede generar intereses que incrementen la cantidad de dinero que debes devolver.

 

Si te falta información, puedes acudir a la oficina de finanzas de la universidad para que te brinden más datos de tu préstamo estudiantil.

Tener en cuenta los planes de conmutación

Una vez que has elegido un plan de pagos para tu préstamo estudiantil, no significa que tenga que seguir siempre con este tipo de plan. Si tu situación financiera cambia y necesitas modificar el plan de pagos, puedes realizar un cambio del mismo.

 

Sin embargo, tienes que considerar que no todos los prestamistas ofrecen todos los tipos de planes de pago y hay una restricción de la cantidad de veces que puedes modificar los mismos. Busca en la documentación de tu préstamo estudiantil para averiguar este tipo de información, para que la tengas en cuenta al momento de armar tu plan de cancelación

Elegir un plan de pago para cancelar el préstamo

Una de las ventajas que tienen los préstamos estudiantiles, es que ofrecen flexibilidad para su cancelación, por lo que puedes elegir entre varias opciones para comenzar a devolver el dinero. La mejor opción es acudir al prestamista antes que tengas que comenzar a pagar. De esta forma puedes tener un plan preparado para cancelar tu préstamo de manera organizada. Los planes de pagos que ofrecen la mayoría de los prestamistas son:

Cancelación estándar

En este caso pagarás una suma fija por mes pero el período de cancelación es de 10 años máximo. Si bien los pagos serán altos, es la manera más rápida de cancelar el préstamo. La ventaja que tiene este tipo de cancelación es que pagas menos intereses, ya que reembolsas el dinero en menos tiempo.

Cancelación extendida

Es similar a la cancelación estándar pero el plazo que se ofrece es mayor. Está destinado a aquellas personas que tienen un préstamo alto para cancelar ya que brinda más tiempo para el reembolso. Antes de elegir este tipo de reembolso debes considerar los altos intereses.

Cancelación basada en los ingresos

El monto que debes pagar por mes varía de acuerdo a la cantidad de ingresos que tienes. Esto te dará mayor flexibilidad para cancelar el préstamo.

Cancelación graduada

Aquellas personas que se ha graduado recientemente comenzarán con pagos pequeños, que irán aumentando a medida que pase el tiempo. Este tipo de cancelación refleja el ciclo que se espera de un asalariado, ya que los primeros años de la graduación solo pagarás pequeños montos y luego irás aumentando los mismos.