3 Buenas Prácticas de Administración de Dinero

Las buenas prácticas de administración de dinero no quedan obsoletas y son repetidas una y otra vez por los expertos en finanzas. Si bien puedes estar agotado de escuchar los mismos consejos, lo cierto es que numerosas personas han comprobado la efectividad de estos consejos.

 

Manejar de manera eficiente el dinero es un objetivo que muchas personas buscan cumplir, pero son numerosos los obstáculos que pueden presentarse. No hay recetas mágicas o secretos bien guardados, las prácticas de manejo de dinero que han atravesado el tiempo y que siguen funcionando son las tradicionales y las que todos repiten una y otra vez.

 

No sólo hay que tener en cuenta estas prácticas, la disciplina y la organización son fundamentales para que puedas manejar de manera eficiente tu dinero. Sin esto, por más que utilices prácticas antiguas o modernas, no podrás administrar exitosamente tus finanzas.

 

¿Cuáles son las prácticas de administración de dinero que han perdurado en el tiempo?

Ahorrar todos los meses

No importa cuál sea el destino de esos ahorros. Puedes ponerte diferentes metas u objetivos a cumplir para motivarte a guardar dinero. Se trata de un pago a ti mismo, que debes incluir en tu presupuesto mensual, sin importar cuáles son los pagos que debes realizar. Si tienes deudas, el porcentaje para pagarte a ti mismo será menor, pero debe convertirse en un hábito para que comiences a acostumbrarte.

 

Debes priorizar metas a futuro, algo que muchas personas se les dificulta, ya que es más fácil gastar para el presente y no para cumplir objetivos difíciles de visualizar.

La mejor opción es que armes un presupuesto en donde incluyas el pago a ti mismo como un ítem más. Además es importante que establezcas una meta realista que puedas cumplir.

 

Un error muy común es establecer un monto de ahorro demasiado alto, ya que esto no sólo te impedirá alcanzar la meta, sino que terminarás por no ahorrar nada. Prueba ahorrando el 1% de tus ingresos para luego ir aumentando al monto, a medida que vayas organizando tus finanzas. La transferencia automática de tu cuenta sueldo a tu cuenta de ahorros es una alternativa muy útil a tener en cuenta, para evitar que tengas la tentación de gastar el dinero.

Vivir por debajo de tus ingresos

La mayoría de las personas que tienen problemas financieros viven sus vidas gastando más allá de lo que sus ingresos les permiten. El uso de tarjetas de crédito o recibir aumentos de sueldo hace que sea difícil mantener estándares de vida más bajos. Sin embargo esto permitirá que tengas un margen más alto para gastar en efectivo, ya sea en vacaciones o en resolver emergencias de dinero.

 

Esta es una práctica de administración del dinero que siempre Una forma eficaz de lograr vivir por debajo de tus ingresos, además de recortar el uso de las tarjetas de crédito, es destinar cualquier aumento en tus ingresos para el ahorro, ya sea para emergencias o para cumplir una meta en especial. Vivir por debajo de tus ingresos no significa que debas recortar tus gastos al máximo, sino simplemente tener una mejor organización del dinero y de tus finanzas.

Crear un fondo de emergencias

Muchas personas no ahorran dinero si no tienen un objetivo específico. Sin embargo, muchas veces se ven en problemas serios cuando tienen que atravesar una crisis como un despido laboral o una emergencia médica. Organizar tus finanzas implica también que tengas un fondo de ahorros suficiente para superar cualquier situación complicada.

 

No hay un monto mínimo o máximo para ahorrar, muchos expertos recomiendan tener ahorrado al menos 3 meses de salario para poder afrontar cualquier situación de crisis. Si tienes muchas deudas para cancelar, puedes priorizar el ahorro para cancelarlas y poder equilibrar un poco tus finanzas, antes de comenzar a destinar dinero para crear un fondo de emergencias. Sin embargo, cuanto antes comiences mejor, ya que debes considerar que las emergencias no suelen esperar.

 

Es un consejo de administración del dinero que ha salvado las finanzas de muchas personas, por lo que es hora que hagas un lugar en tu presupuesto para comenzar con tu fondo de emergencias.