Cómo establecer metas financieras para ti

Las metas financieras pueden parecer una utopía pero si realmente tienes ganas de cumplir tus objetivos financieros, sólo debes plantearlos y comenzar a trabajar por ellos. Las expresiones de deseo sobre viajes, un auto nuevo o la casa propia quedarán en la nada si no te propones metas específicas para que esos sueños puedan convertirse en realidad.

 

Esto no solamente funciona para lograr objetivos financieros, sino para cualquier meta que quieras cumplir, ya sea bajar de peso, comprar un auto u obtener un diploma. Sin embargo, no solamente debes especificar cuáles son las metas que quieres cumplir, sino que también debes proponerte alcanzarlos, ya que de otra manera, seguramente desertarás ante el primer esfuerzo.

 

¿Cuáles son los pasos para establecer metas financieras para ti mismo?

Determinar cuáles son las metas que quieres cumplir

 

No debes discriminar cuál podrás alcanzar y cuál no. Solamente se trata de poner por escrito las metas que quisieras cumplir, sin importar si lo lograrás el mes que viene o dentro de 5 años. Lo importante es que las definas y las escribas, ya que de esta manera será más fácil que las visualices y puedas trabajar por ellas.

Establecer cuáles son tus motivaciones

 

Las metas financieras funcionan de manera similar a cualquier otro tipo de metas. Si no estás realmente motivado para cumplirlas, de nada valdrá que las pongas por escrito. El cumplimiento de las metas financieras depende de la motivación propia que tengas para alcanzarlas. Por ejemplo, si quieres comprar un auto para satisfacer los deseos de tu pareja, la motivación no será tuya sino de alguien más, por lo que será más difícil que quieras alcanzarlas, sin importar cual sea la meta.

 

Si, en cambio, quieres cambiar el auto para tener más tiempo libre y viajar, la motivación será tuya y querrás alcanzar la meta más rápidamente. Todas las motivaciones deben nacer de ti y sólo de ti, no de acuerdo a lo que te digan los demás. Esto te ayudará a que puedas cumplir los objetivos para alcanzar las metas por voluntad propia para que llegues más rápido a la meta.

Apilar tus metas

 

No es necesario que tus metas financieras sean definidas una a la vez. Muchas personas dividen sus ahorros en 2 o 3 partes para cumplir varias metas financieras a la vez. Sin embargo, este método no es efectivo para todos, pero hay una técnica que los expertos financieros recomiendan para que puedas cumplir varios objetivos a la vez. Se trata de apilar las metas para cumplir primero las metas más “serias” que te permitirán alcanzar las más divertidas.

 

Por ejemplo, el primer objetivo que te planteas puede ser saldar tu deuda de la tarjeta de crédito para luego ahorrar para unas vacaciones soñadas. Esto hará que ahorres para todo tipo de metas, sin importar si son obligatorias o recreativas.

 

Hacer las metas específicas, mensurables y desafiantes

 

Si las metas financieras que te propones son demasiado generales, no sabrás qué tendrás que hacer para cumplirlas. Para poder cumplir las metas debes hacerlas específicas, por ejemplo, ahorrar X cantidad de dinero en 5 meses. De esta forma sabrás si te estás acercando o no a la meta, y qué debes hacer para alcanzarla.

 

Si estableces objetivos concretos, será más fácil que estés motivado para alcanzar la meta. Además debes plantearte metas desafiantes, que involucren esfuerzo de tu parte, ya que si las alcanzas demasiado rápido, no tendrás motivación para proponerte otra meta a cumplir. Tampoco deben ser imposibles de alcanzar, ya que a mitad de camino te sentirás desmotivado y no cumplirás con el objetivo.

 

Controlar tu progreso

 

Para saber si te estás acercando o no a las metas financieras que te has propuesto debes ir controlando los progresos que estás realizando. Esto no sólo te dará motivación para llegar a la meta, sino que te permitirá controlar si vas por el buen camino. Incluso puedes determinar pequeñas recompensas a medida que vayas cumpliendo los objetivos propuestos, por ejemplo, una salida al cine o comer afuera.

 

Las metas financieras deben estar adaptadas a tus finanzas y no implican solamente restringir gastos y ahorrar, ya que debes encontrar motivación para llegar a la meta final.