Aumento de gasolina dispara los precios en el mes de mayo

El aumento de precios en el país continúan en alza y ha alcanzado niveles históricos, llegando a un 6.17% en los primeros quince días de mayo.    El principal motivo por el cual se ha disparado los precios en el último mes es el aumento de la gasolina. El costo mayor de la gasolina afectó al transporte de productos y alimentos, por lo que los consumidores debieron pagar este costo extra.

 

Además de esto, la subida de la gasolina afectó los costos del transporte público, algo que también influyó directamente en el aumento de precios. Las tarifas subieron a partir de abril de 2017 e incluyó a microbuses, autobuses, combis y camiones.

 

En cuanto a la canasta alimentaria, el aguacate, los huevos y el pollo, entre otros, han sufrido aumentos de importancia, con lo cual el bolsillo del trabajador se ve afectado al momento de consumir productos de alimentación básicos.

Banco Central asegura que los precios no están descontrolados

 

Por otro lado, hubo productos y servicios que han disminuido su valor, aunque no ha alcanzado para mantener estables los precios. La electricidad y el gas han disminuido, como así también el pescado y el limón.

 

El aumento constante de los precios se conoce como inflación. La inflación no solamente afecta los gastos cotidianos de los consumidores, sino que también impacta en los ahorros y las inversiones que posean.

 

Ante este panorama negativo, el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, afirmó que la inflación no está fuera de control. “México está enfrentando uno de los períodos inflacionarios más altos de la última década”, afirmó Carstens durante la reunión nacional de consejeros de BBVA Bancomer. Sin embargo, destacó que la meta de inflación es de un 3% y esperan alcanzarla durante 2018.

 

Los pronósticos no son buenos, ya que se espera que, durante 2017, los precios sigan en aumento, principalmente por el aumento del transporte y de productos agropecuarios. A finales de este año y principios de 2018 se espera que la trayectoria inflacionaria comience a bajar para alcanzar el objetivo del 3% de inflación.