Crecimiento laboral en México es de poca calidad

Expertos académicos han alertado que la tasa de crecimiento laboral en México es de baja calidad, debido a la relación trabajo y salario. Además de esto, advirtieron que la tasa de desempleo del 3.5%, proporcionada por el Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía (INEGI) es aún mayor, y se acerca al 20%.

 

El doctor Jesús Valdés de Villegas, perteneciente a Estudios Empresariales de la Universidad Iberoamericana, destacó que el INEGI no incluye como desempleados a personas económicamente activas que dejaron de buscar trabajo por frustración o porque consideran que no lo encontrarán.

 

De acuerdo a Villegas, las estadísticas del INEGI consideran como empleados a personas que pueden tener trabajo por un día o por un mes, cuando en realidad, la situación laboral de estas personas es precaria. Los números del Instituto toman como desocupados solamente a aquellas personas que han buscado trabajo de manera activa en el último mes y no lo han logrado.

 

Además de esto, el académico destaca que el crecimiento laboral se centra únicamente en empleos de baja calidad, ya que los empleados tienen demasiada carga de tareas o de horarios por salarios demasiado bajos.

 

Esto se ve reflejado en mayor manera en las personas con un mayor grado de escolaridad, que necesitan buscar un segundo empleo o trabajar horas extras debido a la pérdida del ingreso real. De acuerdo al INEGI, el 28% de las personas empleadas necesitan un segundo empleo o mayores ingresos, un porcentaje que alcanzaba el 18% en el año 2006.

La CNDH también alerta sobre el crecimiento laboral de baja calidad

Las afirmaciones de Jesús Valdés de Villegas sobre el crecimiento laboral en México parecen coincidir con las realizadas por  la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) durante los primeros días de mayo, en la conmemoración del Día del Trabajador.

 

A través de un comunicado de prensa, la CNDH afirmó que los trabajadores mexicanos están atravesados por una situación de pobreza que vuelve vulnerable a la mitad de la población, además de sufrir la insuficiencia del salario mínimo para cubrir las necesidades básicas de las familias trabajadoras.