El peso se recupera pero la gasolina no baja su precio

El precio de la gasolina disminuye mes a mes pero este descenso es demasiado lento en comparación con la cotización del dólar, respecto al peso. Hay que destacar que las autoridades de Hacienda pretendían asociar el precio de la gasolina al tipo de cambio como así también al precio del combustible internacional. Sin embargo, si bien el peso se fortalece, esto no se traslada al precio de la gasolina, ya que la disminución de la misma es mucho menor, bajando su precio sólo en pocos centavos.

 

De acuerdo al Banco de México, en enero de 2017 la cotización dólar-peso mexicano era de 20,62 pesos por dólar, mientras que en mayo del mismo año la misma era de 18,12 pesos por dólar. Es decir que el peso mexicano se recuperó en un 12%, algo que no se ha trasladado al precio de la gasolina.

Se espera que el precio de la gasolina siga en baja

 

La gasolina Magna ha disminuido en 40 centavos comparando el precio de enero con el de junio de 2017, es decir que tuvo una baja del 2,54%, mientras que la gasolina Premium tuvo una disminución en su precio de 40 centavos, es decir del 2,18%. Por su parte, el Diesel tuvo una disminución del 3%, con respecto al precio que tuvo a comienzos del 2017.

 

Es decir que los precios de la gasolina en general han disminuido cinco veces menos de lo que se ha bajado el tipo de cambio. En promedio, las gasolinas bajaron un 2,5% mientras que el tipo de cambio ha disminuido un 12%. Esto también ocurre si se compara el precio del combustible internacional, ya que el precio de la gasolina disminuyó aproximadamente 1,47 pesos mexicano, en el mismo lapso de enero a junio de este año.

 

Se espera entonces que, si bien la disminución de costos es demasiado lenta, el precio de la gasolina se acomode con las variables que las autoridades pretenden. Si esto se produce así, seguramente los consumidores mexicanos podrán acceder a un mejor precio, que puede disminuir aún más si se cumplen las expectativas económicas de crecimiento.