2 ideas para mantener tu tarjeta de crédito bajo control

Mantener tu tarjeta de crédito bajo control no es una tarea imposible ni algo que sólo los expertos en finanzas pueden lograr. Si bien la tentación de utilizar la tarjeta para realizar las compras diarias es muy grande, es posible modificar los hábitos de consumo para evitar que gastes de más y tengas deudas difíciles de cancelar. Esto permitirá que la tarjeta de crédito se convierta en una herramienta útil y no en algo que te ocasiona sólo dolores de cabeza.

Cómo mantener tu tarjeta de crédito bajo control

1. No realizar el pago mínimo

Cuando las dificultades económicas comienzan, la primera opción es, por lo general, realizar el pago mínimo de las tarjetas de crédito. Si bien esto puede parecer una excelente idea, lo cierto es que estás haciendo tu deuda cada vez más grande, ya que los intereses de los pagos mínimos son muy altos. Es mejor que ajustes tus gastos para pagar lo máximo que puedas de tu saldo pendiente en tu tarjeta de crédito o mínimo hacer el pago de el monto mínimo para no generar intereses, que puedes ver en tu estado de cuenta cada mes, ya que esto te hará ahorrar mucho dinero en intereses. Puedes reducir tus gastos por un tiempo, al menos hasta que tu deuda sea mínima y esté bajo control.

2. No utilizar la tarjeta de crédito para compras diarias

La tarjeta debe ser un elemento destinado a realizar compras de productos de alto valor, no debe destinarse a comprar productos perecederos. Esto no sólo incrementa el valor de estos productos por el interés que tiene la tarjeta de crédito, sino que también genera un desequilibrio en tu presupuesto mensual, ya que es necesario que tengas dinero suficiente para cubrir tus gastos diarios. Es el primer paso para mantener tu tarjeta de crédito bajo control.