Cómo Crear Un Plan Para Salir De Mis Deudas

Elaborar un plan para salir de deudas es la mejor opción para que puedas disfrutar tus ingresos y comiences a realizar tus consumos de acuerdo a tus finanzas. Salir de deudas no implica solamente pagar los gastos acumulados, sino también modificar hábitos de consumo. No se trata de restringir demasiado los gastos, todo depende de tus ingresos y de la cantidad de deuda que tengas que cancelar. La importancia de elaborar un plan, radica en la posibilidad de equilibrar el pago de tus obligaciones cotidianas con el de tus deudas, sin tener que realizar grandes sacrificios, solamente organizando un poco tus finanzas.

 

¿Cuáles son los pasos a seguir para crear un plan?

 

1. No aumentar más tu deuda

 

Si bien puede parecer algo bastante lógico, muchas personas consideran que, una vez que sus finanzas estén encaminadas, pueden volver a gastar como antes. Como ya se mencionó anteriormente, el plan para salir de deudas incluye también que vivas por debajo de tu capacidad de ingresos. La elaboración del plan debe comenzar con el cálculo de lo que necesitas para pagar tus gastos fijos de vivienda, comida y otros rubros. Es decir, debes elaborar un presupuesto que tienes que respetar mes a mes, incluyendo lo que necesitas para ir saldando tus deudas.

 

Esto implica que no debes gastar más de lo que tus ingresos te lo permiten y lo que el presupuesto que has elaborado establezca. No debes adquirir nuevas deudas hasta que no canceles las que tienes actualmente para evitar que entres en un círculo del cual no puedas salir.

 

Un método útil es establecer un monto semanal para gastar, ya sea en efectivo o con tu tarjeta de débito, evitando utilizar tarjetas de crédito para que no gastes de más.

 

2. Determinar cuánto dinero acumulan tus deudas

 

Cualquier plan para salir de deudas debe estar organizado en base al porcentaje de deudas que posees en ese momento. Debes realizar un análisis exhaustivo para no dejar afuera ninguna deuda, ya que no sólo se trata de lo gastado con tarjetas de crédito, sino también préstamos estudiantiles, hipotecarios o personales. Además las deudas del auto, impuestos sobre la vivienda o las facturas de servicios que tienes en tu hogar.

 

Debes buscar todos los comprobantes que poseas para no olvidar ningún gasto, ya que el plan debe contemplar cualquier gasto que hayas tenido y que no hayas cancelado aún. Esto puede llevarte un tiempo, pero de esta manera podrás elaborar un plan completo el cual, una vez cumplido, te permitirá cancelar todas tus deudas.

 

3. Establecer qué porcentaje de dinero puedes destinar a pagar tus deudas

 

Es un aspecto que debes incluir en tu presupuesto y depende de los ingresos mensuales que tengas y el porcentaje de gastos fijos que debas afrontar todos los meses. También debes determinar un porcentaje de dinero para tus gastos variables por lo que es posible que, durante los primeros meses, el monto para cancelar deudas sea poco, aunque esto depende de tu nivel de consumo. Debes elegir si priorizas cancelar tus deudas y dejas de lado, al menos por unos meses, gastos de entretenimiento o sociales. El monto para cancelar debe ir aumentando progresivamente para que puedas completar el plan de manera más rápida.

 

4. Buscar financiamiento externo si no puedes cumplir con los pagos

 

Si realizas el presupuesto y elaboras tu plan pero no puedes llegar a cancelar el monto mínimo para ir eliminando tus deudas, puedes optar por buscar un préstamo personal. Existen asesores financieros gratuitos que pueden ayudarte a elegir la mejor opción. Debes considerar que un préstamo puede ayudarte a ordenar tus finanzas, pero debes analizar bien las opciones para evitar que este préstamo se convierta en una deuda más y no puedas pagarlo.